En el peor momento de la Pandemia: mucho ruido y pocas nueces

Uruguay

25/03/2021

En el peor momento de la Pandemia: mucho ruido y pocas nueces

La Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) manifestó en un comunicado de prensa su posición en relación a las medidas anunciadas el 23 de marzo pasado por el Presidente de la República del Uruguay, Luis Lacalle Pou, ante una nueva ola de la Pandemia, con un incremento exponencial e incontrolable de casos de Covid-19 que viene golpeando al país en las últimas semanas.

Por Carlos Lebrato, desde Montevideo

Los anuncios de Lacalle Pou eran esperados con ansiedad por toda la población luego que en los días previos los números de contagios y ocupación de camas de cuidados intensivos en los hospitales se multiplicó, y a pesar de que, hasta diciembre del pasado 2020 el Gobierno presumía de contener en forma exitosa la Pandemia, el virus en este año comenzó a mostrar una furia que no estábamos preparados.

Luego del aumento de casos en las últimas semanas, el 21 de marzo vivimos el peor momento cuando se constataron 2.700 contagios en 24 horas y 19 fallecidos, confirmando que definitivamente se perdió el control de la Pandemia.

Dado el agravamiento de la situación había enormes expectativas de anuncios importantes y este martes el Presidente de la República, acompañado por su grupo más cercano de asesores, anunció una batería de medidas de aplicación inmediata. Las más destacadas son las referidas a la interrupción de clases presenciales en todos los niveles de educación, impuesto a los trabajadores estatales de salarios más altos, funcionamiento mínimo de servicios esenciales de las oficinas estatales, exhorto al teletrabajo en todos los ámbitos laborales y suspensión de actividades culturales y sociales.

El comunicado emitido por la COFE luego de los anuncios saluda la reacción del Gobierno pero entiende que las medidas son insuficientes y tardías, “en la coyuntura actual. El avance de la pandemia en las últimas semanas en nuestro país ha generado un aumento de las personas cursando la enfermedad, aumento de las camas ocupadas en CTI y lo más grave, un incremento de la cantidad de fallecidos, lo cual es irrecuperable”.

La Confederación también critica la aplicación del impuesto a los trabajadores estatales, porque además “no se anuncia ninguna medida impositiva sobre el gran capital, las grandes ganancias, el sector financiero, las grandes cadenas de supermercados ni sobre todos aquellos sectores que han tenido un crecimiento de sus ganancias desde el inicio de la Pandemia”.

Además, reclama que tampoco hubo anuncios de apoyo a aquellas personas con sus derechos vulnerados, sin trabajo o con trabajos precarios que no aplican en ningún tipo de contención gubernamental, reiterando un pedido que desde el inicio de la pandemia se realizó por parte del Plenario Intersindical de Trabajadores – Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT), como es la Renta Básica o la Canasta de prestaciones de servicios públicos, “porque el #QuedateEnCasa sin asegurar la alimentación es condenar a muchos uruguayos a la miseria”.

Consultado al respecto, el presidente de la COFE y Secretario General de CLATE, Martín Pereira, definió las resoluciones como aportes que “ayudan pero que son totalmente insuficientes” y agregó que “las medidas adoptadas son válidas, pero llegan tarde; son escasas y no logran cumplir con las necesidades de reducción de la movilidad que exige la magnitud de la crisis actual. Ya se había pedido reducir el trabajo presencial en el estado, pero no todo el estado está preparado de la misma manera para hacerlo, además, ¿Quién define que es esencial y que no? Hemos tenido en este último tiempo reclamos de compañeros que evidentemente no eran servicios esenciales en estos momentos, pero que los jerarcas los hacían ir a trabajar igual, sin siquiera una guardia rotativa que asegure la correcta atención en caso de contagios”, criticó.

En relación al impuesto a los estatales, Pereira manifestó que “se reitera una medida que se adoptó al inicio de la pandemia que es la de un impuesto temporal para los salarios altos del estado para un “Fondo COVID”, que no tuvo ningún impacto positivo. Entendemos que se adopta sin perseguir ninguna finalidad que ayude de una manera práctica al combate de la pandemia. Más bien es un anuncio para la tribuna, ya que una vez más vamos a ser los trabajadores, los que vamos a aportar para paliar la crisis y no los que verdaderamente tienen riquezas, que son los grandes empresarios y el gran capital, que ha crecido enormemente y aún no ha hecho ningún aporte para esto. Además, y ya hemos presentado nuestros reparos en cuanto a que la transparencia de ese fondo, ya que no se sabe en qué se gasta, ni quien gasta, ni con que finalidad. Es una caja chica que en estos momentos nos dejan muchas dudas de su legitimidad”.

389 Vistas