Adiós a César Castro Osterrieth, un militante incansable

Argentina

28/03/2022

Adiós a César Castro Osterrieth, un militante incansable

El director de Trabajadores Migrantes de la CLATE falleció el domingo 27 de marzo en un accidente automovilístico mientras regresaba a Buenos Aires desde la ciudad de Santiago del Estero. Trabajador de la Dirección Nacional de Migraciones, Castro Osterrieth fue un incansable militante de ATE, la CTA Autónoma y la CLATE, desde donde impulsó acciones y debates sobre las migraciones, las políticas públicas necesarias para acompañar estas problemáticas y entender que migrar no es un delito, sino un derecho.

Castro Osterrieth junto a Mario Muñoz, de la ATE, durante el último Congreso de la CLATE.

César Castro Osterrieth volvía el domingo desde la ciudad de Santiago del Estero, en el norte argentino, donde había participado de una actividad por un nuevo aniversario del Golpe de Estado organizado por su agrupación política, la Organización de Trabajadores Radicales (OTR) cuando sufrió un grave accidente en la Ruta 9. Su compañero de viaje, Ariel Santurio, sufrió graves heridas y debió ser hospitalizado en la provincia de Córdoba, según informaron los organizadores de la actividad.

Desde la Dirección de Trabajadores Migrantes de la CLATE, que asumió en el año 2017, Castro Osterrieth impulsó distintas actividades, acciones, charlas debate y una campaña audiovisual donde pudo desarrollar, junto a sus compañeros y compañeras de la Confederación, las problemáticas que atraviesan quienes deben migrar por razones políticas, sociales o económicas y sus consecuencias para la construcción de una ciudadanía plena de derechos en la Región y el mundo. «Migrar no es un delito, es un derecho», reza la campaña impulsada por el departamento que él conducía.

Incansable militante y trabajador, Osterrieth estudió Relaciones Internacionales en la Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina (IUPFA) y trabajaba en la Dirección Nacional de Migraciones de Argentina, donde desarrolló la tarea sindical afiliado a la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA-Autónoma).

Durante una de las tantas charlas que organizó y brindó junto a otros referentes de organizaciones de migrantes y funcionarios del área, Castro Osterrieth explicaba cuál era el mayor desafío para las organizaciones en este tiempo: «Tenemos que denunciar la informalidad laboral de los migrantes; la discriminación y la xenofobia que sufren y así derribar los mitos que recaen sobre ellos. Porque el hecho migratorio no sólo debe ser visto desde el lugar burocrático, sino desde el académico y político: la migración trae culturas, herramientas y carga valorativa mayúscula para nuestros pueblos”.

Sus compañeros de militancia, sus amigos, sus compañeros y compañeras de trabajo y su familia lo despiden hoy con tremendo dolor, recordando a esa persona que dio todo, que se brindó a la militancia con solidaridad y pasión por la tarea de ayudar, escuchar y organizar a quienes más lo necesitan. César Castro Osterrieth presente, ahora y siempre.

1.007 Vistas