57 aniversario

"Mi trabajo son tus derechos"

El presidente argentino aseguró mayor sometimiento estratégico y diplomático con EE.UU.

Milei prometió mayor sometimiento al imperialismo yanqui

La visita de Laura Richardson, la generala del Ejército de los Estados Unidos y titular del Comando Sur, fue recibida por el presidente argentino Javier Milei, en la medianoche del jueves en la ciudad de Ushuaia, provincia de Tierra del Fuego. A propósito de esta visita militar estadounidense, Pedro Brieger, periodista y sociólogo argentino especializado en política internacional, fue entrevistado para un análisis al respecto.

Para el programa radial santafesino Entre Mate y Mate transmitido por FM9 105.50, conducido por Lucho Catania y Raúl Rivas, en entrevista telefónica Brieger puso en contexto la disputa geopolítica y económica entre Estados Unidos y China, como motivo del interés norteamericano materializado en este encuentro oficial.

Milei en su discurso por la media noche del jueves afirmó que la visita a la ciudad argentina de Ushuaia, “tiene como objetivo “monitorear los avances en el desarrollo de la Base Naval Integrada” que definió como “un gran centro logístico que constituirá el puerto de desarrollo más cercano a la Antártida y convertirá a nuestros países en la puerta de entrada al continente blanco”, además de ser una obra que “nos permitirá desarrollar la economía local” y brindar “apoyo logístico real al desarrollo científico de los diversos programas antárticos internacionales”.


El sociólogo argentino explicó que “para EE.UU., hoy la principal competencia en términos económicos y geopolíticos es China, que ha sostenido un crecimiento exponencial en los últimos años. Este es el principal motivo por el que representantes del gobierno norteamericano llegan a la Argentina expresando su preocupación por el crecimiento y la influencia en América Latina, que no es más que la afectación que China le produce a los negocios del país norteamericano.

Pedro Brieger, periodista argentino especializado en política internacional


A propósito de ello Brieger también señaló que se intenta instalar la idea de que existe una “amenaza” por parte de China con una intención “maligna” que es ficticia: “Lo que sucede como contrapartida de lo que EE.UU. no efectúa más allá del establecido comercio internacional, es que China ofrece grandes inversiones para el desarrollo, y esa es la diferencia de la relación comercial que Argentina establece, que por cierto al igual que con Brasil, con este gobierno tiende a quebrarse. Además se trata de un país que no ha invadido a ningún otro, que no tiene campos de entrenamiento y mucho menos tiene un campo de concentración, como EEUU sí mantiene en la base militar de Guantánamo en Cuba. China ofrece puertos, inversiones y vacunas, EEUU solo ofrece alineamiento político”.

En uno de los apartados del discurso que Milei dio en la provincia fueguina dijo: “Somos socios estratégicos de EE.UU”, y no hay que ignorar que el único socio estratégico con el que cuenta EE.UU es Inglaterra, con quienes tiene acuerdo militares y que no casualmente es el país con el que Argentina mantiene una enorme y crucial disputa geopolítica por las Islas Malvinas, detalló Brieger en la entrevista.

Respecto de lo que Milei entiende como una “base militar china” y crea como fantasía que se trata de una invasión, el periodista aclaró que “No se trata de una base, lo que en realidad existe es un centro aeroespacial instalado en Bajada del Agrio, una localidad a 250 kilómetros de la capital de la provincia de Neuquén, y en cuyo acuerdo aprobado por el Congreso Nacional y que es de dominio público, se estableció el benficio para el desarrollo de proyectos de investigación científica nacional y de cooperación regional e internacional.  Es decir, no es una base militar. En todo caso, la historia de América Latina está atravesada por la invasión estadounidense que apoyó dictaduras militares con entrenamientos para torturar, secuestrar y desaparecer personas, acciones criminales que China jamás instó en la región”.

“No queda en claro qué vinieron a hacer a la Argentina ingenieros técnicos que pertenecen a las FFAA estadounidenses, cuando es de conocimiento público que en Argentina no faltan ingenieros para delinear alertas en caso de que ocurriera alguna falla técnica. Por cierto, la visita militar suena más a un acuerdo propio de Milei que de caracter diplomático”.

Sobre los lineamientos de la unión regional, Brieger explicó que “a EE.UU. no le conviene que exista ningún bloque de integración porque la división le permite establecer vínculos, acuerdos comerciales, acuerdos políticos y militares por separado con cada país. En este sentido, jamás favoreció al MERCOSUR, a la UNASUR y mucho menos a la CELAC que integra a los 33 países de América Latina con Cuba, dejando afuera a Canadá y EEUU. Por eso atentan y destruyen todo lo que tenga que ver con la integración regional. La UNASUR contaba con un consejo de seguridad, que desde ya Estados Unidos no tenía implicancias en lo más mínimo, y por cierto contaba con un Consejo de Salud, imaginemos qué importante hubiera sido contar con este Consejo en este momento crucial que atravesamos con el brote del dengue».


Noticias Recientes:

Noticias Relacionadas: