57 aniversario

"Mi trabajo son tus derechos"

ATE se movilizó en defensa de la Seguridad Social

En el día de ayer, la ATE se movilizó a la sede central de ANSES: “El Gobierno pretende el retorno de las AFJP y fugarse todo el FGS”, afirmó el titular del gremio estatal adherido a la CLATE, Rodolfo Aguiar. El presidente de CLATE, Julio Fuentes, y su vicepresidente 1º, João Domingos Gomes dos Santos, se sumaron a las voces de repudio a la represión policial ocurrida en el centro de Buenos Aires contra organizaciones barriales y sociales.

“Existe un claro intento de vaciamiento del principal organismo de seguridad social en el país. Rechazamos cualquier posibilidad de que corporaciones financieras internacionales vuelvan a hacer negocios con nuestros aportes como ya ocurrió alguna vez”, apuntó Aguiar en la marcha realizada ayer miércoles 10 de abril hacia la sede central de ANSES.

Además, el gremio rechazó los miles de despidos sufridos en el organismo estatal y el posterior cierre de más de 72 oficinas en distintas provincias del país, las cuales garantizaban la prestación de servicios de seguridad social a miles de personas por día.

“Llegamos a este acto luego de que el Presidente festejara una brutal represión. Milei está enfermo de odio y los estatales enfermos de amor. A la cobardía de quienes gobiernan por las redes y encerrados, le vamos a oponer el coraje de hombres y mujeres que en las calles van a derrotar el ajuste más salvaje que se recuerde”, apuntó Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE.

Brutal represión a movimientos sociales ayer en la Avenida 9 de Julio, Buenos Aires, Argentina

“Los despidos masivos en la ANSES y el cierre de oficinas en todas las provincias lesiona de manera grave el derecho a la previsión social en la Argentina. Existe un claro intento de vaciamiento del principal organismo de seguridad social en el país. El Gobierno pretende destruir el sistema de reparto público y solidario para favorecer el retorno de las AFJP”, agregó.

En este sentido, el referente estatal indicó: “Tiene que quedar claro que repudiamos y rechazamos cualquier posibilidad de que corporaciones financieras internacionales vuelvan a hacer negocios con nuestros aportes como ya ocurrió alguna vez. Las jubiladas y jubilados que quedan del sistema de capitalización privada son indigentes aún recibiendo ayuda y asistencia del Estado”.

La principal concentración se dio en la sede central de ANSES, con dirección en Av. Córdoba 720 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero también se replicó en oficinas y delegaciones de todo el país, muchas de ellas gravemente afectadas por los despidos dispuestos por el Gobierno nacional.

ATE informó que los despidos en el organismo de seguridad social se dieron en tres tandas: 350 que habían ingresado como jefes; 120 a partir del DNU 84/23 que rescindió los ingresos de 2023; y alrededor de 900 a fines de marzo. Es decir, más de 1370 despedidos hasta el momento.

Repudio a la represión

Una multitudinaria movilización convocada por organizaciones territoriales y sociales ganó las calles del centro porteño el miércoles por la mañana en reclamo de alimentos para comedores y merenderos. Ante la falta de respuestas del Gobierno de la Nación, las organizaciones reclamaron políticas sociales para atender la emergencia alimentaria en las barriadas populares.

Hubo heridos y detenidos durante la represión de las fuerzas de seguridad

Sin embargo, una vez comenzada la convocatoria, un enorme operativo de las fuerzas de seguridad emboscó a quienes se movilizaban, reprimiendo, atacando violentamente a la gente y deteniendo a integrantes de las organizaciones convocantes, desatando una cacería por el microcentro porteño.

Más tarde, organizaciones políticas, sindicales y derechos humanos acompañaron el reclamo frente a la sede de la policía porteña donde estaban alojados los manifestantes detenidos y repudiaron una vez más la aplicación del violento Protocolo de la ministra de Seguridad del gobierno nacional Patricia Bullrich.

“El Gobierno de Javier Milei demostró una vez más ayer su crueldad hacia la clase trabajadora y nuestros compañeros y compañeras de los barrios, que se movilizan frente al hambre, la desocupación y la angustia que se vive cotidianamente en nuestro país», expresó Julio Fuentes, presidente de la CLATE. El dirigente indicó también que «la represión es la única respuesta que tiene la derecha para con el pueblo, que exige sus derechos y que no va a detener su lucha en defensa de la vida, el trabajo, la soberanía y la dignidad».

También el titular de la Confederación de Servidores Públicos de Brasil (CSPB) y vicepresidente 1º de CLATE, João Domingos Gomes dos Santos, repudió la represión a las movilizaciones y se solidarizó con la lucha de los estatales argentinos. «En Brasil ya vivimos esa larga noche de tinieblas del gobierno ultraliberal de Bolsonaro, cuya propuesta era la privatización total del Estado, especialmente del sistema previsional. El apoyo internacional, especialmente de la ATE de Argentina, fue fundamental para poder superar ese gobierno y elegir uno que defiende el Estado Social y Democrático», afirmó el dirigente.

«Esta lucha no es solo de los argentinos, es de todos los trabajadores y trabajadoras del sector público de América Latina y el Caribe. La CSPB está dispuesta a sumarse a esta lucha continental contra estas políticas que prentenden reemplazar el Estado prestador de servicios por un Estado que solo demande servicios a la iniciativa privada», señaló João Domingos.

Noticias Recientes:

Noticias Relacionadas: