56 aniversario

"Mi trabajo son tus derechos"

Gobierno argentino anuncia medidas de ajuste, devaluación y despidos

Gobierno argentino anuncia medidas de ajuste, despidos y devaluación

El nuevo ministro de Economía argentino, Luis Caputo, anunció el pasado martes un paquete de 10 medidas económicas, que incluyen una megadevaluación de la moneda nacional, despido de trabajadores estatales y reducción de subsidios. La respuesta de los dirigentes sindicales de los servidores públicos.

Los anuncios se difundieron a través de un mensaje audiovisual grabado sin posibilidad de preguntas de la prensa, cuya publicación se retrasó más de dos horas debido a que el ministro tuvo que regrabar el video.

Las medidas anunciadas incluyen la no renovación de contratos laborales en el Estado menores a un año, la reducción del número de ministerios, secretarías y subsecretarías en un 34%, la suspensión de nuevas licitaciones de obra pública, la reducción de los subsidios a la energía y el transporte, y una devaluación del peso argentino del 118%.

El secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Rodolfo Aguiar, criticó los anuncios y señaló que «estas medidas van a llevar a los argentinos al peor de los infiernos en pocas semanas”.

Rodolfo Aguiar, secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Argentina.

El dirigente además calificó de “extorsiva” la “narrativa” del Gobierno de Javier Milei. “El aval electoral no fue para castigar al pueblo, sino a los privilegiados. Fue para resolver los problemas del pueblo que son la inflación y la pobreza, no para aumentarlos”, afirmó.

“Una devaluación del 118% sobre una remarcación indiscriminada y generalizada de precios durante las últimas semanas es un verdadero asalto a los trabajadores y jubilados”, dijo. “Es insostenible un país sobre estos rieles sin subsidio al transporte, las tarifas, la energía. No vamos a aceptar un congelamiento salarial”, sostuvo el dirigente.

Por su parte, el titular de la Federación Judicial Argentina (FJA) y secretario alterno de Formación de la CLATE, Matías Fachal, explicó que las medidas «afectan a todo el pueblo argentino y de la noche a la mañana nos hizo el doble de pobres«.

Matías Fachal, secretario general de la Federación Judicial Argentina

El dirigente explicó que a partir de la devaluación de la moneda nacional «nuestros ingresos pasaron a valer la mitad en términos reales, se liberaron los precios de alimentos, bienes y servicios…. además del aumento del transporte. Estamos muy preocupados por las implicancias de este ajuste sobre toda la población y en particular por el impacto que tendrá para nosotros, los servidores públicos de los distintos estamentos del Estado».

Eduardo Zanardi es representante de los jubilados del Banco de la Provincia de Buenos Aires, presidente del gremio que los nuclea JUBIBAPRO, organización afiliada a la CLATE, y también mostró su preocupación ante las medidas económicas del gobierno de Javier Milei. «Creo que son medidas brutales y todo indica que será tremendo el ajuste sobre nuestro pueblo«.

Eduardo Zanardi, titular de JUBIBAPRO, junto a dirigentes de la organización

Además, el dirigente reconoció que el anuncio sobre la voluntad de quitar la movilidad jubilatoria y decidir por decreto los aumentos de jubilaciones y pensiones implica que «se  vienen épocas muy difíciles que ya hemos vivido en otros gobiernos». Por eso pidió a todas las organizaciones «aunar esfuerzos y armar una gran organización de las y los jubilados para que entre todos hagamos frente a este ajuste que nos hará mucho daño». Y exortó a todo el movimiento obrero a «rodear a las y los jubilados, que dejaremos de cobrar los bonos y perderemos todo nuestro poco poder adquisitivo en los próximos meses».

Otro representante de los trabajadores bancarios del sector público, en este caso Arturo Quiñoa, secretario general de la Asociación del Personal Jerárquico de Bancos Oficiales (APJBO), explicó que «las medidas del nuevo gobierno son de una gravedad extrema porque el costo de este ajuste cae sobre los trabajadores y jubilados principalmente» y reconoció que «hay mucha incertidumbre porque se conocen algunas medidas y todavía no hay proyectos de ley ni ideas claras sobre como se van a aplicar las políticas propuestas».

Quiñoa, quien también integra el Comité Ejecutivo de la CLATE como secretario de Nuevas Tecnologías en el Trabajo, indicó también «este Gobierno vino a decir que iba a sacar los impuestos y cambiar la matriz de gasto público y en los primeros dos días ya incumplieron sus promesas». Y sentenció: «las y los trabajadores estamos llamados a resistir estas medidas que afectan la calidad de vida y nos llevan a la pobreza».

Finalmente, el secretario general de la Unión de Personal Jerárquico del Banco de la Provincia de Buenos Aires (UPJ), Guillermo Lugones, fue categórico al decir que «evidentemente no vinieron por la casta sino que vinieron por las y los trabajadores. El ajuste lo paga el pueblo, no la casta, que ahora está en el Gobierno«.

Guillermo Lugones, secretario general de la UPJ.

El dirigente también se refirió a los anuncios sobre jubilaciones y explicó que «como ya sucedió en este país, están demostrando que para ellos los jubilados y jubiladas son un gasto, un estorbo» y sobre la estatización de la deuda privada a través de bonos: «es igual a lo que ya hizo Domingo Cavallo y será nuevamente el pueblo quien pague la deuda de los privados«.

Noticias Recientes:

Noticias Relacionadas: